Connect with us

Nuevo descubrimiento: nueva historia

Comunidad Musulmana

Nuevo descubrimiento: nueva historia

La frase de Jean Paul Sarte podría resumir esta entrada: “Incluso el pasado puede modificarse; los historiadores de paran de demostrarlo”.

Y así ha sido.

Mientras se realizaban unas obras de asfaltado en Tauste, una localidad de la provincia de Zaragoza, dieron con más de 400 tumbas, y que se ha confirmado que pertenecen a una necrópolis islámica que se descubrió anteriormente en el 2010 y que se remonta a los siglos VIII y XI, lo que la convierte en una de las más grandes y antiguas que puede haber acogido el valle del Ebro. El estudio de la tipología de las tumbas ha sido lo que ha confirmado que han sido llevadas a cabo acorde con los preceptos del Islam ya que, son enterramientos simples, no hay presencia de ningún tipo de ornamentación, los restos aseguran que los individuos fueron enterrados sobre su costado derecho con el fin de tener el rostro orientado hacia el sureste, es decir, en dirección a La Meca.

Según declaraciones de la empresa Paleoymás, este cementerio se podría extender por un terreno de dos hectáreas aproximadamente y albergar miles de enterramientos. Según Eva Giménez, directora de la excavación, informó al periódico ABC de que “a medida que van avanzando hacia abajo se van localizando nuevas que se van viendo más. No te puedo decir un número exacto, pero más de 400 seguro”. A lo que añade: “esto nos indica que la presencia islámica en Tauste era mucho más importante de lo que se creía”.

Estas obras se estaban realizando en la Avenida Obispo Conget de Tauste. Una avenida que siempre ha sido de tránsito. En un principio era una zona de trigo, y tras asfaltarse por primera vez en la década de los 80 siempre ha habido quienes caminaban por encima, ajenos a los numerosos enterramientos desconocidos e históricos que había bajo sus pies. Gracias a este descubrimiento, no solo se confirma la presencia de población musulmana en esa época, sino que también como asegura Miriam Pina, quien encabeza el Observatorio Antropológico de la Necrópolis Islámica de Tauste, podrían saber cómo era el estilo de vida de aquellas personas en esa época. «Se descubrió una trepanación, teníamos líneas abiertas como a través de las improntas de los músculos en los huesos, ver qué actividades realizaban para inferir qué oficios tenían, buscar nuevas patologías… En el estudio de paleodieta salió que había un par de intoxicaciones por plomo y se podría deducir que había algún tipo de actividad vinculada a la cerámica o la alfarería. Son tantas cosas. Con 400 tumbas ahora tenemos una muestra enorme para trabajar».

Puede que la ciencia necesite una serie de procedimientos para constatar hechos verídicos y así conocer la historia pero, a veces, se llega a ella a la primera pista por casualidad. Por ello, para terminar, lo haremos con la frase del astrónomo estadounidense Carl Sagan:

“En algún sitio, algo increíble espera ser descubierto”.

Continue Reading
You may also like...
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Comunidad Musulmana

To Top